Traductor

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

importante:

La ONG "MUJERES POR IGUALDAD DE DERECHOS ESCOBAR" ya no existe, pero el contenido aquí publicado es demasiado importante como para cerrar el blog. Para mayor información sobre esta ONG, comunicarse a
giordano.silviabeatriz@gmail.com

Discriminación Laboral

No poder trabajar puede ser uno de los peores castigos para una persona honrada. En nuestro país el índice de desempleo es altísimo, afecta a más de cuatro millones. Pero no sólo sufren los que buscan y no encuentran. Por la gran demanda laboral aquellos que tienen el poder de dar trabajo se abusan de la gente porque saben que harán cualquier cosa con tal de no perder su puesto. Trabajadores casi esclavos que ilegalmente llegan a trabajar 18 horas diarias por un sueldo mínimo. Trabajos donde el jefe se cree el amo y señor y, por ejemplo, a las mujeres las acosa sexualmente. Fuente: http://historiantigua.obolog.com

Por mucho tiempo el ámbito laboral ha sido el reino de los hombres pero en esta realidad cambiante hoy son los desplazados. Los empresarios prefieren contratar mujeres, por supuesto, jóvenes, lindas y flacas. Los hombres después de los 40 años son viejos y les es difícil conseguir trabajo. Las mujeres tienen que lidiar con la idea de ser contratadas por su imagen y en muy pocos casos por su capacidad. Los jóvenes tampoco encuentran un lugar en el mundo del trabajo, sin experiencia no hay trabajo y si no existe ese primer trabajo no existe la experiencia. Es un circulo vicioso en el cual unos pocos salen afortunados. La preparación parece carecer de valor ya que como es sabido cientos de abogados y arquitectos hoy manejan por la ciudad autos negros y amarillos.

En este país económicamente inestable inmerso en una realidad competitiva de origen global, el mundo laboral se vuelve cada vez más salvaje y como en la selva gana él más fuerte o él que está dispuesto a sacrificar más para subir un escalón. Pero por ahora con leyes débiles y una justicia ineficiente los abusos en este terreno son corrientes y cotidianos. Cada día para muchos es una lucha y cada día se aleja más el sueño de un trabajo digno y seguro. Esto para las personas "jóvenes" porque los "viejos", los "gordos" y los "feos" tienen que esperar a que el mundo madure y comprenda que en este ámbito los parámetros que usan para seleccionar están errados porque no se basan en la capacidad. Discriminar negándole el trabajo a una persona por alguna característica imposible de cambiar (edad, apariencia, nacionalidad) es rechazarlo y negarle la oportunidad de evolucionar a la cual todos tenemos derecho. Abusar por tener el poder es de necios y de egoístas. Tratemos de ser equitativos y que los capaces ocupen los puestos que se merecen más allá de cuestiones que no hacen a la capacidad.
Publicar un comentario

Entradas populares